Según un estudio publicado en la revista Nature, un grupo de desarrolladores liderado por Sebastian Thrun, profesor de Stanford y antiguo ejecutivo en Google, ha conseguido entrenar a una de las inteligencias artificiales de Google para reconocer melanomas.

Gracias a esto, la inteligencia artificial ha aprendido a reconocer las señales más comunes, como hinchazón o decoloración de la piel. De convertirse en una tecnología fiable y extenderse más allá del círculo académico, esta herramienta podría servir como una forma rápida y de bajo coste para identificar este tipo de cáncer.

Las tecnologías de inteligencia artificial son muy prometedoras para elevar la calidad de vida de las personas y pueden aprovecharse para ayudar a la humanidad a enfrentar importantes desafíos mundiales como el cambio climático, la alimentación, la desigualdad, la salud y la educación.

Para intentar limitar los riesgos o poner puertas al campo, se ha firmado una alianza, una declaración de intenciones. Partnershipon AI, se denomina así misma una organización sin ánimo de lucro que intenta beneficiar a las personas y la sociedad promoviendo las buenas prácticas en el ámbito de la Inteligencia Artificial. Parece que ya se ha unido Apple, pero faltarían muchas de las compañías fabricantes de software.

La Alianza en AI comparte los siguientes principios:

-Procuraremos asegurar que las tecnologías de IA beneficien y empoderen a tanta gente como sea posible.

-Educaremos y escucharemos al público e involucraremos activamente a las partes interesadas para buscar su opinión sobre nuestro enfoque, informarles de nuestro trabajo y responder a sus preguntas.

-Estamos comprometidos con la investigación abierta y el diálogo sobre las implicaciones éticas, sociales, económicas y legales de la IA.

-Creemos que los esfuerzos de investigación y desarrollo de la IA necesitan estar activamente comprometidos con una amplia gama de partes interesadas y ser responsables ante ellos.

-Nos involucraremos y tendremos representación de las partes interesadas en la comunidad empresarial para ayudar a asegurar que las preocupaciones y oportunidades específicas del dominio sean comprendidas y tratadas.

-Trabajaremos para maximizar los beneficios y enfrentar los desafíos potenciales de las tecnologías de IA, por:

-Trabajar para proteger la privacidad y la seguridad de las personas.

-Esforzarse por entender y respetar los intereses de todas las partes que pueden verse afectadas por los avances de AI.

-Trabajar para asegurar que las comunidades de investigación e ingeniería de IA sigan siendo socialmente responsables, sensibles y comprometidas directamente con las posibles influencias de las tecnologías de IA en la sociedad en general.

-Garantizar que la investigación y la tecnología de IA son robustas, fiables, confiables y operan dentro de restricciones seguras.

-Oponerse al desarrollo y uso de tecnologías de AI que violen las convenciones internacionales o los derechos humanos y promover salvaguardias y tecnologías que no perjudiquen.

-Creemos que es importante que el funcionamiento de los sistemas de AI sea comprensible e interpretable por la gente, con el propósito de explicar la tecnología.

-Nos esforzamos por crear una cultura de cooperación, confianza y apertura entre los científicos e ingenieros de AI para ayudarnos a todos a lograr mejor estas metas.

Después de meditarlo un rato, yo prefiero que se unan los dos mundos. Así me gustaría que mi dermatólogo tuviera esta herramienta en su consulta añadiéndole su sabiduría y así realizar un diagnóstico certero.

Sofía Azcona

Comparte nuestros artículos en redes sociales.